Y otra vez…

Hace un par de añitos que escribí esto. Por aquella época pensé en que haría si la situación se revertía. ¿Haría como que no ha pasado nada? ¿Serían todo reproches? Pues ese día ha llegado y no he sido capaz de preveer que haría.

Todo empezó con una pequeña casualidad, un correo de “cuánto tiempo” y poco más. Luego una conversación por chat, donde nos contamos un poco que tal la vida, comentar superficialmente los cambios de los dos últimos años y ya está.

¿Y ahora qué? Pues ahora nada. No sé si sentirme bien por haber retomado el contacto o sucio porque considero que esa persona no merece mi tiempo. Supongo que en caliente uno puede pensar lo tajante que puede ser cortando todo, pero luego no resulta tan sencillo. Desde luego no se puede planear las reacciones, a saber que pasa en un futuro.

Minientrada

Desde hace un tiempo, mi trabajo me aburre. Se ha convertido en monotonía, siempre los mismos problemas. Y sí, se podrían solucionar la mayoría, pero como hay que pasar por los infernales caminos de la burocracia interna, poco podemos hacer. También hay otros problemas por causas externas cuyos responsables pasan de arreglar. Al final el problema acaba siendo nuestroy simplemente aplicamos parches que, para salir del paso, funcionan, pero no dan más de sí.

Hace poco tuve la suerte de que me ascendieran. Tampoco se puede aspirar a mucho más aquí, la verdad. Parece una buena noticia pero no termino de ver las ventajas que trae. Sigo haciendo el mismo trabajo pero con más papeleo. Será que ando quemado, pero parece que aquí las capacidades técnicas dan un poco igual. Acabas escribiendo informes para gente que no tiene ni idea de lo que va a leer. Ya, sé que es lo normal en todas las empresas, pero no por ello me parece bien.

Quizás se haya acabado mi tiempo aquí. Quiero decir, después de 4 años poco más puedo sacar de este trabajo, o al menos esa es la sensación que me da. ¿Debería ir buscando un cambio de verdad?

De momento, lo que más me motiva es terminar de arreglar el piso e irme a vivir con Kirus. Porque en el trabajo poca motivación encuentro -.-

Arreglando el 2.1 del Alienware M14x en Ubuntu

Hace ya unos años que me compré el M14x y gracias a la salida de Steam para Linux decidí de una vez instalar Kubuntu en el portátil. No he tenido muchos problemas, todo funciona a la primera menos las 3 cosas obvias: el programa para cambiar el color de los leds (que no ha salido oficialmente ni se le espera), Nvidia Optimus (que hay apañaos “oficiales”) y el audio. El portátil trae un par de altavoces y un subwoffer. Hasta hoy no me he dado cuenta que este último no funcionaba. Toqueteando todas las opciones no he conseguido hacerlo funcionar, hasta que recurrí a Google.

Hay que añadir a /etc/modprobe.d/alsa-base.conf lo siguiente:

options snd-hda-intel model=alienware

A mi con esto me ha funcionado perfectamente. Otra gente ha puesto dell-eq en vez de alienware y también les ha valido. Esta solución también es válida para muchas otras placas de audio en función del modelo que tengas. El listado oficial está aquí.

Punto

Lo normal cuando se corta toda relación con una persona es dejarlo. Pero con el paso del tiempo y según las circustancias sueles tener una pequeña recaida. Querer saber que es de esa persona, hablar con ella o alguna gilipollez con el estilo. Este texto es un buen ejemplo. Debería dejarlo correr pero no, tengo que escribirlo.

Verás, nuestra relación fue rara. Cuanto más te conocí más me arrepentía de no haberlo hecho antes (y mira que tuvimos años y años para ello). Vi que tuve amistad con la gente equivocada y que tenías que ser tú la correcta. Pero bueno, el hecho de no haber sido amigos antes ahora hacía que viese que lo nuestro era mucho más valioso. Y así te consideré durante todo ese tiempo. Y que coño, tuviste mucha razón sobre mucha gente, y me alegré de que pudiéramos hablar de ello porque así veía que esta vez era un acierto. Tú eras ese acierto.

Todo lo que tiene un principio se acaba. No se sabe cuando pero llega, para mal o para bien. En parte lo veía venir pero no me lo creía. Hasta que me lo dijiste. No me puse a pensar en qué había hecho mal o que podía hacer para corregirlo. Eso se acaba y no hay vuelta atrás. Lo has dicho y es definitivo.

¿Sabes lo bueno? Me ha hecho pensar sobre qué tipo de relación tengo con el resto de la gente. Cuáles son colegas, cuáles son amigos y cuáles son, simplemente conocidos. Posiblemente me aventuré a darte un rango que sabía que se acabaría quemando. Confié en que no fuese así y me equivoqué.

Tampoco me voy a fustigar y empezar a decir que fue culpa mía por no cuidar y mantener nuestra relación. Fue culpa de los dos, no pusimos el interés que debíamos (y eso que tú pones el listón más alto). Si no ha salido es, porque no hemos querido. Ni le has puesto ganas al final ni yo las tuve de seguir tirando de esto cuando pasabas de continuar. Tardaste en cortar, pero al final lo hiciste. Podías haberlo hecho antes y así te hubieras ahorrado el teatro de los últimos meses…

Sé que no leerás esto, irá directo a la papelera sin leer porque tú pasas de página sin problemas. Los demás no podemos hacerlo así, pero en fin, al menos me sirve para matar el tiempo.

Minientrada

Hoy no

Verás, hace tiempo me enganché a escribir. Pero era un vicio sano, ni si quiera consideraba perdido el tiempo que empleaba en ello. Lo que más me gustaba era explotar esa idea que tenía metida en la cabeza, desde una novela negra a relatos de ficción. Por supuesto, todo estaba influenciado por cosas que me tenían obsesionado en ese momento. Podía ser El precio del poder, El juego de Ender o Antichrist Superstar. Daba igual, se me metía la temática en la cabeza y tenía que desarrollarlo.

Uno de ellos fue un intento de novela negra. ¿Por qué no? Sí la idea la tenía. Empecé a desarrollar a los personajes, su entorno, sus relaciones. Cualquier detalle, por pequeño que fuera. Y me dió por echar la vista atrás. Releerlo. Eso fue lo peor que pude hacer. Nada de lo escrito me convencía. Escribir eso me supuso salir de un bache, pero una vez fuera ya no tiene tanto sentido.

Tiempo después, lo sigo pensando. Ya no he vuelto a escribir tanto, excepto alguna ocasión contada, y siempre con el mismo problema, nada me convence. Como que no tiene calidad, pero tampoco sé dársela.

Hoy tampoco es día para escribir. Así me acabo ahogando en el mar del tiempo…

¿Móvil Google Edition? Nope

En el útlimo Google I/O los rumores se hicieron realidad. Por fin un móvil no-Nexus que traía Android de Stock. Realmente esto no es cierto, porque hay fabricantes que hasta hace no mucho no modificaban la interfaz (como Huawei), o mismamente Acer, que no va a hacerlo. Pero en este caso, sería un móvil con un Android como el de los Nexus, sin más añadidos. El elegido, la nueva punta de lanza de Samsung, el S4 (uno de sus múltiples modelos, vamos). Vivaa, ya tengo un motivo para comprarme un S4 sin la capa Touchwiz que nunca me ha gustado. Al mes HTC anunció que ellos sacarían su HTC One Google Edition. Vale, dos gamas altas con Android de stock, poco a poco los fabricantes se van animando. Hasta Huawei ha comentado que están pensando en sacar un Ascend P6 de este palo. Pero los Google Edition no son todo alegrías y no tienen ventajas frente a los Nexus. Como me gusta hacer listas, haré una de por qué no me compraré un Google Edition (tampoco lo pensaba hacer antes, pero ahora menos).

  • El precio. Porque 650$ es un palo (y más cuando hagan la conversión a euros). Que sí, que es lo que puede contar un S4 o un One normales libres, pero ni de lejos me gasto ese dinero. Encima tienes en la misma tienda el Nexus 4, que te sale por la mitad de precio, y tampoco tiene nada que envidiar a los modelos Google Edition. También se entiende que si los fabricantes te van a clavar 650$ por su versión, no te vayan a cobrar menos por la de Android Stock, no vaya a ser que la gente acabe pasando de Sense, Touchwiz y otros recargos…
  • Sólo en EEUU. Si decidiera dejarme el dinero, tampoco podría. En r/Android comentaban lo idiota que era la táctica de sólo vender estos modelos en la tienda americana, puesto que en allí lo normal es que te lo subvencione el operador el móvil que quieras y a correr. Cerrarse a un único mercado hace que pierdas bastantes posibles compradores. Pero bueno, es su estrategia…
  • No aprovecha el hardware. Esto es una verdad a medias. Todo se reduce a que el S4 tiene mil sensores para hacer mil historias (como que no se apague la pantalla porque detecta que estás mirando y cosas así), y el One una cámara con una tecnología-de-la-hostia. Sin software que no lo lleve, ¿de qué te sirve? Al final mucho sensor y mucho bombo pero si no puedes usarlo porque no está implementado, de poco te sirve. Al menos han actualizado la aplicación de la cámara, pero no se parece a la oficial de HTC.
  • Las actualizaciones corren a cargo de… el fabricante. Al contrario de lo que todos pensábamos, no va a ser Google el encargado de mantener al día los Google Edition, será el fabricante. Y ya sabemos cómo se las gastan estos a la hora de desplegar una nueva versión de Android. Teóricamente, al tener una versión de stock, debería ser más sencillo y las actualizaciones tardarían menos en llegar, no al día como con los Nexus, pero si bastante pronto. Pero tampoco te puedes fiar, porque la gente que tiene un Galaxy Nexus que no sea un ytju,takju han sufrido las actualizaciones “via Samsung”. Por muy Nexus que sea, las versiones llegan con un par de meses de retraso. De todas formas, esto puede suponer varias situaciones. Podría ser que los GE estuvieran al ritmo de los Nexus (más o menos), pero esto perjudicaría a los modelos originales si no van a la zaga. Quiero decir, ¿les conviene que su modelo estándar vaya muy por detrás de los GE en actualizaciones? No quedaría bonito. O se ponen las pilas y actualizan rápido… o retrasan las actualizaciones de los GE. De momento son todo elucubraciones, puesto que no ha salido ninguna nueva versión de Android como para poner en práctica todo esto.

Veremos como evoluciona la cosa. De momento sólo dos fabricantes han sacado terminales, y luego tienes a Huawei y Sony que quizás también se apunten al carro. Esto pinta que no será un éxito precisamente, se reducirá a unos pocos fabricantes que venderán sólo el gama alta pero haciendo lo posible para que no sea más atractivo que sus propias versiones. La idea no es mala, pero de momento tiene más contras que pros.