Baw baw

Tenemos por costumbre compararnos a los demás. Todo es una competición, hay que medirse con el resto de la gente en cualquier ámbito de la vida. Yo soy mejor que tú en el trabajo, tú en deportes, el otro contando habichuelas… y así en mil cosas. Da igual, cualquier chorrada sirve, se tiene que quedar por encima del otro como sea. Así llegamos a la absurda situación de estar por encima en los dramas.

No, no significa que yo estoy mejor que tú, que estás jodido. Significa que tú, si tienes unas penas taaan grandes, mi drama debe ser mayor. ¿Que no puedes irte de viaje porque no tienes dinero? Pues yo no tengo dinero ni para comer. ¿Que no me valora la gente? Pues el otro te dirá que a él le señalan por la calle. Y así competimos, yo estoy más jodido que tú y eso me satisface.

Nos pasamos de gilipollas…

Deja un comentario