Alienware M14x

Hace unos meses que me compré este caprichito. Entre el trabajo y que por otras historias a veces no paso por casa, me planteé el comprar el portátil de una vez. En principio pensé en un netbook normalucho, luego en uno con AMD Fusion y al final en un portátil gamer de verdad. Y aunque hay equipos más baratos, era ya algo personal. Así que me puse a mirar en abril que portátil para juegos me podría comprar. En un principio pensé en el M11x, de 11″ y bastante más limitado. Demasiado pequeño, pero puede que cumpla, aunque con la mochila que me regaló Kirus podría meter 2 o 3 de estos y aún así tendría espacio de sobra. Por suerte se filtraron noticias de que Alienware iba a sacar 2 modelos nuevos, el M14x y el M18x. Y ya que andaba con la tontería de un Alienware, decidí esperar (también por el tema económico, claro).

¿Por qué el M14x? Porque el de 11″ me resultaba demasiado pequeño, el de 15″ no estaba mal pero es caro para el hardware que ofrece (y comparado con el M14x, es incluso carísimo), y 17 o 18″ me parecían excesivas. De prestaciones:  Intel Core i7 2720QM, 4Gb de Ram a 1600Mhz, 500Gb de disco duro. En gráficos, una Nvidia GT 555M de 1,5Gb y los altavoces firmados por Klipsch. La pantalla LED corre a cargo de Samsung, con una resolución de 1600×900. En cuanto a puertos: Mini-DP, HDMI, VGA, 3 USB (2 de ellos 3.0), lector de tarjetas, 2 salidas de audio y una de entrada. Todo eso por unos 1400€, casi todo lo que venía de serie, excepto la pantalla y el procesador que puse unos “mejores”, por lo que me costó 200€ más. En gráfica también puedes poner la versión de 3Gb, más ram, mas hdd… de todas formas, a día de escribir esta entrada, me he fijado y he visto que los de Dell ofrecen el M14x con un i5 por 1150. La versión base hace unos meses venía con un i7 por 1200€, y si me comprara el mismo equipo que tengo ahora me saldría por 170€ más (todo un chollo, y por las mismas piezas). Tampoco voy a hacer una análisis en plan web dedicada al hardware. Me dedicaré a comentar lo que me gusta y lo que no. De las cosas que me encantan:

  • El tamaño. Aunque hubiese preferido que fueran de 13″ (y que quedaría mejor en la línea de M11 – M13x – M15x – M17x), 14″ no están nada mal. Y después de verlo al lado de un M17x, me resulta hasta pequeño. Pesa lo suyo, creo que cerca de 3kg, pero se lleva bastante bien.
  • La pantalla. Cuando puse la de 1600×900 no sabía si se vería mal, demasiado pequeño… pero vamos, de maravilla. Muy nítida, desde luego Samsung hace unas pantallas estupendas.
  • Los altavoces Klipsch. Suenan casi mejor que los Creative que tengo puestos en la torre. No conocía la marca, pero ganan puntos para ser mis próximos altavoces o cascos (en serio, suenan muy bien incluso para ser un portátil).
  • Los “gráficos discretos”. Me refiero a la Intel HD3000 que trae el i7. No son la bomba, pero tampoco son el horror de antaño. Al menos ahora el Portal a 1600×900 sin filtros es “jugable”. De todas formas, está bien que tire de esa cuando está en reposo, para jugar ya la Nvidia cumple.
  • El acabado. La pintura negra tiene un tacto bastante suave. El diseño pues no es tan “delicado” como el de un Mac, pero tampoco es un Thinkpad cuadradote. Detalle el de la pantalla con la parte superior picuda.
  • Luces, luces everywhere. Poder configurar los leds como te vengan en gana. Si no te convence que estén en rojos, poder cambiarlos en verde o que varíen según patrones.
  • Despiezable. Se puede abrir y cambiar la ram sin problemas. El disco duro igual, no hay pegatinita de garantía que te impida añadirle otros 4Gb de ram si quieres.
  • El conector del cargador está en la parte trasera, por lo que no se te queda en un lateral incordiando. Y tiene una luz azul para saber dónde está la punta.
  • También tiene el típico botoncito en la parte inferior para ver el estado de carga de la batería (que por cierto, es interna y para quitarla tienes que desmontar la tapa).

Y de las cosas malas:

  • La pantalla. No por su resolución, si no porque es “glossy”. Horriblemente brillante, refleja todo lo que puede y más. Menos mal que se puede poner bastante brillo, porque parece que estés mirando a un espejo. Maldita manía de los fabricantes con que la pantalla sea “glossy”.
  • De la misma pantalla. Todo el marcho es de cristal y queda bien, porque todo es muy uniforme. Lo malo es que cierras la tapa y al abrirla… sorpresa, los bordes que rodean el touchpad (por el tema de los leds decorativos), bien marcados en la pantalla. Sí, tienes la marca del touchpad en el cristal. Por suerte, me guardé la típica tela que traen casi todos los portátiles, para poner entre teclado y pantalla y así al menos no se ensucia (de momento).
  • El cargador. Semejante bicho lleva un buen cargador, de 150w en concreto. Y ocupa lo suyo. Ya he comentado que tiene el hueco en la parte trasera… pues también es una desventaja, porque a veces se queda enganchado en una mesa o tiras del portátil sin darte cuenta y se desenchufa. No se agarra a lo bruto como hacen otros.
  • El calor, pero es algo normal en portátiles así. En reposo no se nota, pero si acabas tirando de la Nvidia si que se calienta la parte superior del teclado, la que está entre las teclas y la pantalla. El disco duro también se puede llegar a notar, que se encuentra en la parte inferior derecha del teclado (bajo las flechas, vamos).
  • El ruido, pero como con el calor, sólo si acabas dando mucha caña al equipo. Aunque después de escuchar los dos ventiladores que lleva el M17x, este es silencioso.
  • La chapita que lleva en la parte inferior. Es una tontería, pero en la versión americana te permiten grabarla en la web al pedirlo, en la europea no. Una gracia, pero nada que no se solucione en una joyería.
  • El logo del alien que tiene en la tapa. Al ser rollo Mac se enciende cuando la pantalla está encendida. Lo malo es que en otro modelos (el M17x, por ejemplo), puedes configurar el color de la luz, en este modelo es blanco sí o sí.

De todas formas, el precio de Alienware ha subido de precio… ahora el modelo con i5 cuesta 1150€, pero si le pones el mismo i7 que traía el modelo base en su salida ya se dispara el precio. No es buen momento para comprar uno, porque la renovación anda cerca, con gráficas de la serie 600 de Nvidia. De todas formas, sigue siendo una de las mejores compras que he hecho.

Unas foticos:

Comparando tamaños con un HP Mini de 10″ y un MSI GT683R de 15.6″

One thought to “Alienware M14x”

Deja un comentario