Y otra vez…

Hace un par de añitos que escribí esto. Por aquella época pensé en que haría si la situación se revertía. ¿Haría como que no ha pasado nada? ¿Serían todo reproches? Pues ese día ha llegado y no he sido capaz de preveer que haría.

Todo empezó con una pequeña casualidad, un correo de “cuánto tiempo” y poco más. Luego una conversación por chat, donde nos contamos un poco que tal la vida, comentar superficialmente los cambios de los dos últimos años y ya está.

¿Y ahora qué? Pues ahora nada. No sé si sentirme bien por haber retomado el contacto o sucio porque considero que esa persona no merece mi tiempo. Supongo que en caliente uno puede pensar lo tajante que puede ser cortando todo, pero luego no resulta tan sencillo. Desde luego no se puede planear las reacciones, a saber que pasa en un futuro.

Deja un comentario