Segundas partes…

Parece que la originalidad en la industria del cine y de los videojuegos es algo que brilla por su ausencia. Y no, no sólo me refiero a los lanzamientos en DVD de segundas partes de películas de disney (quiero decir esos DVD’s que cuentan la infancia de un personaje antes de la primera película). Hoy en día ya no hacen películas que cuando las ves digas “vaya, esta quiero ir a verla porque parece apasionante”. Vas a verlas por ir a ver algo (y ya ni eso, simplemente bajarlas). Está la moda de los superhéroes e historias sacadas del comic. Todavía alguna de estas es buena y merece la pena ir a verla. Pero no todas las películas son de héroes. También hay películas que recaudan millones pero no por su insulso guión, si no porque los protagonistas están liados en la realidad (y ya que hablamos de segundas partes, están pensando hacer la 2ª).

En los juegos pasa lo mismo. Y lo malo no sólo son las secuelas (algunas están bien como los sims y GTA) son los nuevos juegos con poca originalidad. La verdad es que ya no sabemos que inventar. Los de acción van todos de lo mismo y puzzles pocos. Los de estrategia lo mismo etc…

Para mi el mejor remedio para esta falta de originalidad es tirar de películas, series, juegos y demás antiguos que te gusten. Mejor que toda la mierda que hay hoy en día seguro.