Y lo hago por…

Mi querido blog, cuánto tiempo sin darte amor. Pero es hora de volver, aunque no sé por cuanto tiempo.

Cuando te creé, hace unos 8 años, lo hice un poco por moda. Eran otros tiempos, y las webs se hacía con phpnuke (menudo cáncer), tirar de dreamweaver o montar un foro cutre en cualquier hosting gratuito. Y entonces la moda de Blogger llegó, y me apunté. La idea me gustó, porque daba un poco rienda suelta a lo que escribía. Siempre había enfocado el mundo de las webs a una temática en particular, no en contenido sobre mi mismo, sean opiniones o lo que me gustase. Pero sí, era una buena idea. Y nació El Niño Zarigüeya, mi blog sobre nada. Y las pocas entradas que tenían era sobre gente de una misma comunidad, con alabanzas a una persona muy especial para mi. Por desgracia, un tumor en mi vida empezó a crecer, y me hizo borrar las entradas. Culpa mía, fui yo quien apretó el botón de borrar, y además me cegué y no vi venir lo que absorbería parte de mi vida.

En 2004, junto a Alberto, escribí un relato para un concurso del colegio. No era gran cosa, bebía mucho de nuestras influencias de la época (GTA Vice City, Scarface), y era un poco caótico. No era mal plan presentarlo, pero sabíamos que no iría lejos, por la temática, por quién lo iba a leer, etc. Razón no nos faltaba, no llegó a ningún lado. Perdimos el gran premio de un vale para material escolar, que ganaron varios relatos de alumnos de cursos superiores. El premio no nos importaba, pero el hecho de que nuestro trabajo pasase desapercibido me sentó mal. Y ahí lo dejé, hasta que llegó la época en que cierto tumor me hacía infeliz. El blog no me llenaba lo suficiente, así que encontré de nuevo esa válvula de escape. Seguí con aquel relato de 2004. Bueno, no exactamente, porque no continué. Me dediqué a perfilar el mundo en el que se desarrollaba, describiendo a personajes principales, sus relaciones, lugares que frecuentaban en aquella ciudad inventada… llegué a publicar algo en este blog, y el resto se quedó en aquellos folios que me distraían del aburrimiento de clase. Un año después volví a esas calles de papel, para verme con los mismos personajes a los que di vida, para que lo volvieran a hacer. Una vez más. Esta vez por una persona importante en mi vida, porque le iba a servir.

No volví a tocar ese tema. El blog sí, porque ella me animó. Todo hasta este año, que decidí repetir lo sucedido hace mucho. Así pasó, la gran hostia que te llevas. No es para tanto, ya, porque es algo poco actual, pero volver a esa sensación de que lo escribes vale nada y menos… no es nada agradable. Que lo intentamos vender como una realidad alternativa a la que escapar cuando te agobias, pero no, no es sólo eso. Se convierte en parte de ti y que lo menosprecien duele. Y te vuelves a plantear si merece la pena volver alguna vez a ello o no.

¿Merece la pena? Eso está por ver. De lo que sí estoy seguro es de seguir con el blog, no ya por la cantidad de años de textos publicados, aunque la mayoría sin valor. Más que nada es por los ánimos que me dan unas cuantas personas para seguir escribiendo. Que, por cierto, algunas de ellas deberían retomar esta sana costumbre…

Ups!

Y ya que estoy actualizando el blog, aprovecho y pongo otra entrada nueva. Para empezar, felicitar (aunque de forma atrasada) a Kirus por su cumpleaños. ¡Muchas felicidades pequeñaja! Que te haga compañía el Tails ^_^ y bueno, tu libro sobre Watchmen y las chapas (aunque de eso no tengo foto).

Aunque eso fue el viernes, no puedo evitar de hablar de un día tan típico.  Esa misma mañana conseguí una camiseta que llevaba unos 4 años guardada en un almacén… y gratis. Obviamente no es una camiseta cualquiera, es una camiseta de NIN >.< ¡Por fin!

With_Teeth

With Teeth

Y de camino al metro, por Gran Vía me cruzo con todo el grupo de Hablando en Plata Squad (que ahora me entero, actuaban ese día en la tienda de Telefónica).

Hablando en Plata Squad

Más tarde, Kirus y yo acabamos comiendo en un Fosters, en el que me encontré a un ex compañero de clase que hacía más de año y medio que no veía, además de ser su cumpleaños (malditas casualidades).

Mmm ricoooo

OMN NOM NOM

Y bueno, por la noche fuimos a ver Watchmen junto a Frogy y Raku… y como no sé que más contar, un par de fotos que quiero poner:

El Dr. Manhattan va con su familia al cine

Dr. Manhattan también va al cine

En los cines UGC también tienen salas X (cable de la cam, cortesía de Frogy)

UGC PRON

Spore Edición Galáctica

Hale, ya por fin tenemos la Edición Galáctica de Spore. Lo de la foto pertenece a Kirus, Raku y a mi 😀 ASí que vamos a ver que trae esto…

Ays que monas! Una precintada y otra ya abierta.

Eso es lo primero que se puede ver. El librito del arte de Spore, el documental de National Geographic “How to build a better being” y la caja del juego.

El manual galáctico, el DVD del juego y el DVD del “Cómo se hizo”.

Y esto último es un poster muy mono que viene 😀 Hale, que lo paseis bien que yo lo voy a instalar 😀